La humedad nos afecta en nuestro día a día de múltiples formas, en nuestro propio cuerpo provocando sequedad en la garganta, sensación de frío interior, o a nuestro alrededor, en nuestra casa o lugar de trabajo, condensándose en zonas concretas pudiendo llegar a provocar algunos daños materiales, etcétera

Para encontrar la solución adecuada a estos problemas con la humedad, lo primero que debemos hacer es medirla, ya que las soluciones variarán si ha sido el exceso o la falta de humedad lo que debemos solucionar. Para ello nuestro gran aliado es el higrómetro, o también llamado hidrógrafo o termohigrómetro.

Te mostraremos cómo funciona, como mantenerlo y los diferentes tipos que existen de una forma amena para que puedas sacarle el máximo partido.

 

¿Qué es un higrómetro?

Como has podido deducir, el higrómetro es un aparato o instrumento que sirve para medir el grado de humedad en el aire. Este dato nos lo dará en un tanto por ciento que es como mide la humedad relativa del aire, siendo 0% un ambiente excesivamente seco y 100% un ambiente saturado, excesivamente húmedo.

La humedad relativa del aire óptima oscila entre el 40% y el 60%. Por esto te comentaba la importancia de medir este dato y lo útil que nos resultará para ello el higrómetro, ya que si queremos aumentar la humedad relativa deberemos dar una solución diferente a la que daremos si debemos bajarla. Para aumentarla utilizaríamos un humidificador y para reducirla emplearíamos un deshumidificador.

Higrometro
Higrómetro analógico

Tipos de higrómetros

Existe varios tipos de higrómetros clasificados según su tecnología. Hoy en día podríamos clasificarlos entre analógicos y digitales, aunque dentro de estas categorías también existen diferentes tipos.

Higrómetros analógicos.

Dentro de los higrómetros analógicos encontramos 3 tipos:

Higrómetros de cabello: Probablemente hablemos del higrómetro mas antiguo. Todo un clásico. Utilizan cabellos naturales, ya sean humanos o de animal, o cabellos sintéticos. El funcionamiento es aparentemente sencillo, el cabello se contrae o se estira en función de la humedad que hay en el ambiente.

El higrómetro de cabello natural está considerado el mas exacto pero tiene como inconveniente que requiere ser calibrado frecuentemente, a diferencia del de cabello sintético que no precisa de tanto mantenimiento.

El higrómetro de cabello mas popular es el llamado Higrómetro del fraile o Fraile del tiempo. Con mas de 100 años de antigüedad continúa siendo una de las opciones mas fiables. Fabricado en cartón utiliza la tensión del cabello para mover las manos del fraile que señalan el grado de humedad.

Higrómetro eléctrico o de espiral: su sistema está formado por dos electrodos enrollados (de ahí que sea llamado de espiral) y un tejido absorbente colocado en medio que se empapa de una mezcla de cloruro de litio y agua. Al circular la electricidad por los electrodos el agua se evapora alcanzando un equilibrio con la humedad del ambiente.

Este tipo de higrómetro no es muy exacto por lo que no son muy recomendables a pesar de ser los higrómetros mas económicos.

Higrómetros digitales

El higrómetro digital es el mas empleado en el ámbito doméstico ya que es fácil de usar y no requiere mantenimiento, además de ser de los más económicos por lo que a la hora de comprar un higrómetro es sin duda una apuesta segura.

De todos los tipos es el que realiza las lecturas con mayor lentitud pero a pesar de ello, y de su bajo precio, es bastante preciso.

Cómo y para qué usar un higrómetro.

Si el higrómetro es digital deberemos tener en cuenta la lentitud con la que realiza las lecturas por lo que tendremos que esperar entre 2 ó 3 minutos después de colocarlo para obtener la primera lectura fiable.

La humedad de nuestro entorno afecta de manera directa a nuestra salud, puede influir en nuestra irritabilidad o producir somnolencia. Por lo que en el ámbito doméstico es recomendable su uso como aparato para medir la humedad pero fuera del hogar se utiliza también en industria, en investigaciones agropecuarias o en tratamientos de enfermedades respiratorias.

Mantenimiento

El higrómetro debe calibrarse al menos una vez al año para poder ofrecer datos lo mas fiables posibles. La forma de calibrarlo dependerá del tipo de construcción y siempre aparecerá reflejado en su manual de instrucciones.

 

Esperamos que toda esta información te resulte útil a la hora de comprar un higrómetro y que encuentres el que mejor se adapta a tus necesidades ya sea para uso doméstico como profesional.